lunes, 19 de diciembre de 2016

Impresionismo Holandes
Colección Cantú Y de Teresa

Impresionismo es la denominación de un movimiento artístico1 definido inicialmente para la pintura impresionista, a partir del comentario despectivo de un crítico de arte (Louis Leroy) ante el cuadro Impresión, sol naciente de Claude Monet, generalizable a otros expuestos en el salón de artistas independientes de París entre el 15 de abril y el 15 de mayo de 1874 (un grupo en el que estaban Camille Pissarro, Edgar Degas, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne, Alfred Sisley y Berthe Morisot).
Aunque el adjetivo «impresionista» se ha aplicado para etiquetar productos de otras artes, como la música (impresionismo musicalDebussy—) y la literatura (literatura del Impresionismohermanos Goncourt—),2 sus particulares rasgos definitorios (luz, color, pincelada, plenairismo) lo hacen de muy difícil extensión, incluso para otras artes plásticas como la escultura (Rodin)3 y la arquitectura;4 de tal modo que suele decirse que el Impresionismo en sentido estricto sólo puede darse en pintura y quizá en fotografía (pictorialismo) y cine (cine impresionista francés o première avant-garde: Abel Gance, Jean Renoir —hijo del pintor impresionista Auguste Renoir—).5
El movimiento plástico impresionista se desarrolló a partir de la segunda mitad del siglo XIX en Europa —principalmente en Francia— caracterizado, a grandes rasgos, por el intento de plasmar la luz (la «impresión» visual) y el instante, sin reparar en la identidad de aquello que la proyectaba. Es decir, si sus antecesores pintaban formas con identidad, los impresionistas pintaban el momento de luz, más allá de las formas que subyacen bajo este. Fue clave para el desarrollo del arte posterior, a través del posimpresionismo y las vanguardias.
La pintura holandesa del siglo XVII tuvo una gran influencia en los pintores impresionistas franceses de la Escuela de Barbizon, quienes encontraban en los paisajes de Salomon van Ruysdael (1600 - 1670), por ejemplo, una concepción de la naturaleza moderna que correspondía a sus propias aspiraciones. Los impresionistas franceses también reconocieron esas cualidades y en la década de los sesenta, los pintores Frans Hals (1585 - 1666) y Jan Vermeer (1632 - 1675) despertaron profundo interés de aquellos artistas. En la obra de Hals apreciaban especialmente la pincelada ancha y libre, mientras que en Vermeer admiraban la virtuosa coloración.9



Los pintores franceses de la época impresionista conocieron estos pintores, no solo a través de los cuadros expuestos en el Museo del Louvre, sino que también a través de los artículos del crítico de arte francés Théophile Thoré (1824 - 1869), y a través de numerosos contactos personales. Monet, por ejemplo consideraba al holandés Johan Barthold Jongkind (1819 - 1869) como su maestro más importante, junto a Boudin. En Jongkind se pone de evidencia, en forma muy especial la acción reciproca que se dio entre los pintores holandeses y franceses, que resultaron más tarde muy importantes para el impresionismo.
En esta línea tuvo importancia, en las décadas de los setenta y ochenta, la llamada Escuela de la Haya, de la cual participaron, entre otros:
   Floris Arntzenius (1864 - 1925);
   Adolph Artz
   Johannes Warnardus Bilders (1811 - 1890);
   Hendrik Pieter Bremmer (1871 - 1956) (Divisionista)
   Paul Gabriël
   Jacob Hendricus (1837 - 1899);
   Matthijs Hendricus (1837 - 1917);
   Jozef Israëls (1824 - 1911);
   Jacob Maris
   Matthijs Maris;
   Willem Maris (1844 - 1910);
   Anton Mauve (1844 - 1910);
   Taco Mesdag
   Willem Roelofs (1822 - 1897);
   Philip Sadée
   Johannes Hendrik Weissenbruch (1824 - 1903).

La Escuela de La Haya es el nombre dado a un grupo de artistas que vivieron y trabajaron en La Haya entre 1860 y 1890.
Fueron fuertemente influenciados por los pintores del Realismo francés de la Escuela de Barbizon.
Los pintores de la Escuela de La Haya utilizan frecuentemente colores obscuros, poco brillantes, razòn por la cual en ocasiones se les llama la Escuela gris.
Entre los artistas influidos por la Escuela de La Haya tenemos: Vincent van Gogh, Piet Mondrian, George Hendrik Breitner, Jan Toorop y Isaac Israëls


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada